Saturday, January 15, 2011

Abonado, substrato y riego - Spanish

Abonado, substrato y riego

Métodos de Walter Pall (editado por Victrinia Ridgeway)

Traducción: Pedro Herrera

Me pidieron que escribiera un párrafo sobre el "abonado de coníferas". Así que me senté y surgió esto. Pero la pregunta "¿cómo abonas las coníferas?" cuando se responde con una respuesta breve, puede conducir a serios malentendidos y fatalidades.

El substrato, el riego y el abonado no pueden considerarse de forma aislada. Cada uno está conectado con los otros y por tanto se vuelve muy complejo. Se trate de un árbol caduco, una conífera, un árbol joven, uno viejo, uno recientemente transplantado o incluso recolectado, hay muchas variables en una colección de bonsáis. ¿Puede haber una respuesta clara?.

Bueno, sí. Pero uno tiene que leer esto con bastante cuidado y entonces hacer TODO. No es posible elegir el que quieras e ignorar los otros. No puedes abonar según mi método y no considerar qué substrato tienes o cuál es tu régimen de riego.

En primer lugar, dejo de lado todo lo que se ha escrito en la mayor parte de la literatura de bonsái sobre el tema. Como la tecnología nos garantiza el acceso a nuevos y más efectivos métodos y productos, la forma en la que cuidamos nuestros árboles ha avanzado más allá de los límites tradicionales. Ha surgido un mundo nuevo y moderno desde hace tiempo, pero muchos no se han dado cuenta de ello. Incluso si se obtienen ciertos éxitos con los viejos métodos, pueden ser peligrosos si se usan con sustratos y técnicas modernas, o incluso letales.

Substratos: un buen material de substrato debe tener las siguientes características: ser de igual tamaño de partículas, tener la capacidad de absorber y volver a soltar el agua, no tener materia orgánica de grano fino, no descomponerse fácilmente, ser tan ligero en seco como sea posible, preferiblemente barato y con una apariencia estética agradable. Podrían ser los siguientes: lava, pómice, arcilla cocida, Turface, zeolita, Chabasai (un tipo de zeolita), fibra de coco, trozos de corteza, trozos de Styrofoam (no es broma) y unos cuantos más que puedes encontrar por ti mismo si has entendido la idea. Por favor, ten en cuenta que algunos de estos materiales pueden no estar disponibles en tu zona.

La akadama normal es cuestionable como buen substrato puesto que se descompone inevitablemente, especialmente cuando se expone a heladas invernales. Puede convertirse en un fango letal en la maceta, impidiendo el flujo de aire y agua en el substrato. Esto es especialmente cierto para árboles que se transplantan sólo ocasionalmente, como coníferas recolectadas y viejos bonsáis en general.

Substratos no útiles son los siguientes: tierra, compost, piedras, arena, etc. Los árboles crecen en arena y tierra de jardín, por supuesto, pero no es un medio de crecimiento óptimo para el sano cultivo de bonsáis.

Todos los substratos pueden ser mezclados de acuerdo a tus preferencias y casi no hay diferencia. También pueden ser reciclados y usados de nuevo, pero asegúrate de cribar y limpiar cualquiera de los materiales reciclados cuando sea necesario.

No existe un tal “substrato ideal de bonsái”. De hecho, hay miles de substratos ideales. Creo que NO IMPORTA LO QUE USES NI EL TIPO DE MEZCLA siempre que se trate de un substrato moderno.

Puesto que no hay tierra en los substratos modernos, contienen muy pocos organismos vivos. Se secan fácilmente y se deben regar varias veces al día cuando hace calor, especialmente si se han usado materiales puramente inorgánicos. Por lo tanto yo añado turba bruta mezclada con los substratos mencionados anteriormente. Es la clase de turba que se recoge en ciénagas y viene en su forma gruesa natural. Asegúrate de no usar turba de grano fino o musgo Sphagnum, incluso si el paquete indica "sin polvo" puesto que las partículas serán demasiado pequeñas. Si no puedes encontrar el tipo apropiado de turba usa pequeños trozos de corteza sin partículas de polvo, o fibra de coco cortada. Estos componentes orgánicos deberían suponer un 15-20% del volumen total, un poco menos con coníferas, olivos y similares, y un poco más con árboles pequeños y azaleas.

Estos materiales orgánicos son buenos para mantener mayor humedad en el substrato y para facilitar la colonización de la flora microbiana beneficiosa en la composición del suelo. Las investigaciones también parecen indicar que el musgo de turbera tiene hormonas vegetales que son beneficiosas para los árboles. Hay materiales orgánicos que normalmente no tendrían que emplearse en un substrato de bonsái, pero los que se han mencionado tardan cinco años en descomponerse. Tienes que considerar esto al planificar tus programas de transplante. La materia orgánica también tendría que se eliminada al tamizar cualquier substrato que se recicle.

Riego: yo tengo un régimen de riego DIARIO que va de finales de marzo hasta mediados de octubre. No importa si los árboles parecen estar secos o no. Sólo cuando llueve intensamente me abstengo de regar los árboles. Cuando hace calor, o viento fuerte, o una combinación de ambos, riego dos o incluso tres veces al día. Los árboles muy pequeños deben regarse dos veces al día. TODOS los árboles se riegan de la misma forma. No se necesitan hábitos de riego individuales cuando todos tus árboles están en un substrato consistente con buen drenaje. Tampoco hay necesidad de entrenar a un amigo para que riegue tus árboles cuando estés fuera. Cualquier persona puede regar los árboles; únicamente, que todo debe regarse abundantemente. Tampoco importa el tipo de agua que se use. El agua del grifo es muy apta para todas las plantas, incluso si es agua dura. Yo tengo una de las aguas más duras de Europa en mi jardín (23° DH). Uso este agua para todo, incluso azaleas. Riego con una manguera de jardín, a toda velocidad. No riego árboles individuales, sino áreas, como regarías tu jardín con un sistema de aspersores.

Cuando riegues de esta manera, riega abundantemente. Esto significa que todo debe quedar muy húmedo; el árbol completo desde el ápice a la base. El agua debe salir por los agujeros de drenaje. Es muy bueno para los árboles si la copa se humedece todos los días.

Con los substratos modernos el exceso de riego es casi imposible. Puedes regar durante horas y todo el exceso se eliminará a través de la maceta si se usa el substrato correcto. Sin embargo, es muy fácil regar insuficientemente. Muchos bonsáis mueren porque se encuentran en un substrato moderno pero son regados según los métodos antiguos, en realidad son regados insuficientemente.

Abonado: con los substratos modernos y el riego abundante, el abonado deja de ser un secreto. Puede usarse CUALQUIER fertilizante que se ofrezca para plantas normales, sea orgánico o químico. Los fertilizantes deben tener MUCHO nitrógeno. Las plantas sólo pueden crecer con nitrógeno.

Yo uso principalmente fertilizante líquido que consigo de nuestro supermercado más barato. En Norteamérica sería Walmart. Usa un fertilizante general que indique que es apropiado para todo tipo de plantas. Adicionalmente compro unas cuantas docenas de cajas de fertilizantes en gránulos que contienen ingredientes químicos y algunos orgánicos. Dos veces al año, a principios de mayo y finales de agosto, echo a los árboles un puñado de estiércol de gallina desecado. Compro esto en grandes sacos, que resulta muy económico. Eso es todo. Para TODOS mis árboles, incluyendo los mundialmente famosos, uso el mismo fertilizante.

¿En qué cantidad?. ¡EN MAYOR MEDIDA DE LO QUE PIENSAS!. Abono entre 20 y 60 veces más que el cultivador medio de bonsái. Desde principios de abril hasta mediados de octubre, cada diez días todos los árboles son abonados con fertilizante líquido, usando de tres a cuatro veces la dosis recomendada. Todos los árboles son abonados de la misma manera, sean caducos, coníferas, pequeños, grandes, transplantados, recolectados o no. Esto supone un periodo de unos 200 días durante el cual se abonan los árboles. Puesto que los árboles se abonan tres veces por encima de la dosis normal, veinte días en ese tiempo, esto supone 60 dosis de fertilizante en la temporada de crecimiento. El cultivador de bonsái medio abona tal vez tres o cinco veces a la mitad de la dosis normal porque “los árboles bonsái no debe crecer”. Si luego le añades que dos veces al año se le da estiércol de gallina a los árboles, puedes entonces entender porqué este régimen es de 20 a 60 veces mayor que el promedio.

Las pastillas de abono asiático quedan bien pero son superfluas en nuestra cultura. Nosotros no comemos filetes con palillos ni tenemos que abonar nuestras plantas con pastillas. Pero no harán ningún daño si insistes en usarlas; son de aspecto poco atractivo. El Biogold se fabricó para usarlo en substratos modernos como la akadama, y funciona bien. Si me lo regalas lo partiré en trozos muy pequeños que luego echo por toda la superficie del substrato de los árboles. Después de un riego se hace invisible.

Un exceso de sales en el substrato es casi imposible si se riega abundantemente todos los días. Incluso las azaleas no tienen inconveniente con mi tratamiento. Prosperan muy bien con agua muy dura, arcilla normal cocida y turba como substrato y el abonado intensivo, igual que el resto de los árboles.

Hace unos diez años se anunció el “superabonado” y poco después fue olvidado. No produjo los resultados esperados y muchos árboles sufrieron e incluso murieron. Lo que yo hago suena parecido. Bueno, es parecido, sólo que insito en el riego abundante en paralelo al abonado intensivo y al empleo de substratos modernos. Tampoco convierto en una ciencia los ingredientes del abonado de los árboles. Te recomiendo comprar lo que esté en oferta en el centro de jardinería o almacén de suministros agrícolas.

Este plan de abonado es para árboles en formación. Recuerda que el 99,8% de todos los bonsáis están “en formación”. Si resulta que tuvieras uno que realmente no debiera desarrollarse más, reduce su plan de abonado considerablemente. Hazle pasar hambre a propósito. Entonces desarrollará hojas y acículas más pequeñas y en menor número. Tendrá buen aspecto para las exposiciones, pero tu árbol empeorará si continúas haciendo esto demasiado tiempo. Al cabo de algunos años tienes que abonarlo intensivamente otra vez para permitir que se recupere.

Resumen: ¡haz las tres cosas o ninguna!. No tienes opción aquí. Elegir un método y descartar los otros acabará en desastre. Los que hagan el “superabonado” usando un substrato de tipo antiguo y riego insuficiente matarán los árboles. Los que usen substratos modernos, riego abundante y abonen al estilo antiguo tendrán árboles débiles, y al final, árboles muertos. Esto es todo.
Así que la pregunta, "¿cómo abonas las coníferas?" tiene la respuesta: “como todos los otros árboles, pero tienes que conocer la historia completa”.

Sé que muchos no creerán esto. “El que sane tiene razón”, dice un proverbio de la medicina. En jardinería “el que tenga los árboles más sanos a largo plazo" tiene razón. Ven a ver mi jardín o mira mi galería, ellos hablan por sí mismos.

Nada de esto fue descubierto ni inventado por mi. Yo únicamente lo he aprendido de jardineros profesionales modernos. Ellos han hecho esto durante décadas con gran éxito. Yo he adaptado la horticultura moderna al bonsái. Es sólo en el mundo del bonsái que esto parece revolucionario.

Walter Pall

No comments: